DETALLES RELATOS

Detalles del relato llamado "Elia mi ahijada".


Elia mi ahijada

Enviado el: 17/06/2009 a las 03:10:57 Categorizado en: Amor Filial

Veinte minutos después salió del baño, ya había dejado de llorar y se había arreglado otra vez para ir a la feria ya no como ... sino como mujer.

Mi aijada

Esta anécdota que voy a contar me produce emociones encontradas un tanto difíciles de explicar pero que quizás alguien pueda entender. Estos hechos son reales así que en lo posible tratare de omitir ciertos aspectos que puedan revelar la identidad de estos personajes.

Hace siete años aproximadamente, me encontraba estudiando en la Universidad estaba a punto de concluir mi carrera, tenia una vida social muy buena, a mi lado tenia unas hermosas compañeras que siempre atraían mi atención, estas chavas eran un poco fresotas pues estudiaba en una escuela privada pero muy amigables sin duda, con alguna de ellas pues tuve cierta relación, no me quejaba en mi vida sexual y con mis estudios estaba satisfecho. En ese entonces mi vida prácticamente era entre mi trabajo por las mañanas y las escuela por las noches, en mi vida familiar estaba completamente descuidado, realmente no me importaba lo que pasaba, solo utilizaba mi casa para dormir y si acaso comer, la relación mis hermanas era casi indiferente y mucho muy distante con el resto de la familia, así que cuando alguien llegaba a la casa de mis padres pues no le daba importancia, solo saludaba y me iba.

En uno eso fines de semana que estaba de exámenes, pues me quedaba en casa para seguir estudiando, en ese día nos vino a visitar una de mis primas un poco más grande que yo, pero muy guapa y a pesar de haber tenido dos hijos para ese entonces tenia un muy buen ver, pues bien baje a saludarla y como tenia muchísimo tiempo de no verla, platicamos un buen rato y me presento a dos de sus hijos, un niño y una nena ....., la chiquilla me pareció muy linda, de hecho muy bonita con una piel muy blanca sus ojos un poco grises, su cabello castaño con un brillo como si el mismo sol la estuviera observando, su mirada u poco coqueta no muy común en esas Edades, no le di importancia a ese hecho, mi prima me comenta que venia hacerme la invitación para que mi madre y yo fuéramos los padrinos de la primera comunión de Elia su hija mayor, yo lo que puede responder, es que realmente pues no nos frecuentábamos y casi no nos conocíamos bien y le dije que hay personas cercanas a ella que con mucho gusto aceptarían, no me respondió nada solo vi su mirada de decepción, fue entonces cuando Elia se acerca a mi y me dice: tío por fa quiero que seas mi padrino y te juro que no te voy a pedir nada” realmente no sé cuáles hayan sido las palabras exactas solo recuerdo que me dio un gran abrazo y que su aroma era tan dulce y suave que me provocaba una lagrima en mi ojo, era como ser tocado por un ángel. Así que, no-tenia más opción que aceptar y así sucedieron las cosas dos meses después estaban junto a ella y mi prima en la iglesia. U poco estaño para la familia, ya que casi nunca me veían y de repente estaba junto a mi prima bendiciendo una de mis sobrinas que raro, pero ese hecho alegro mucho a Elia se sentía muy orgullosa que yo estuviera junto a ella, años después me lo confesaría.

Pasaron los años, las visitas de Elia se hicieron frecuentes y yo me gradué me titule, y empecé a ejercer mi carrera, empecé a tener un poco mas de dinero y pues n sabia en que gastármelo, hay veces que en una borrachera se me iba las quincenas o con mi novia, pero siempre tenia para seguir ahorrando, y a Elia le gustaba que le comprara cosas, como su mama tuvo otros dos hijos, pues la había descuidado a ella y creo que por eso recurría a nosotros así también paso el tiempo, yo me cambie de casa y la deje de ver un par de años, la ultima vez que la vi casi ya era una señorita. Me fui esos dos años pero regrese por algunos problemas que tuve a mis veintinueve años no me sentía orgulloso de retornar a mis orígenes . Mi alegría al volver, fue de que Elia seguía frecuentando a mi casa, pero ya no era una nena o más bien yo ya no la veía como una niña, se me creo mucha confusión, nunca antes había visto a una chavita tan bonita, ese día llevaba una faldita de mezclilla, junto con una blusa muy pegadita que hacían que se le notara su pequeño busto en crecimiento, se acerco a mi y me abrazo con mucho cariño se cuelgo de mi cuello y me abrazo con sus piernas y me dice: padrino te extrañe mucho, no supe que decirle porque ya casi tenia una erección, tenia que controlarme no quería ser tan obvio, entonces le dije si yo también, y un poco indiferente la solté y me fui a mi cuarto tratando de olvidar aquella escena, me pregunto mi hermana: por que eres tan grosero con ella si sabes que se siente sola y te quiere mucho a ti, no se por que pero parece que contaba los días para volver a verte. Después Elia subió a mi cuarto y me dijo”: que tienes padrino estas enojada conmigo por que vengo a verte, solo quería saludarte, no pensé que te fuera a molestar”, y le conteste que: no me molestaba en lo absoluto solo que me había ido n poco mal en el trabajo por eso es que quería regresar a descansar ya sabes que te aprecio mucho no tienes por que dudarlo, eres como una brisa de mar que solo dura un instante lo suficiente para refrescarte el alma, vente vamos a sentarnos y le di un abrazo. Después nos pusimos a platicar, le pregunte que como le iba en la escuela, que si salía a fiestas que si tenia novio, y me contesto: que le iba muy bien que estaba en el cuadro de honor en la secundaria y que le faltaba un año para terminar, y que casi no iba a fiestas ya que su mama no le dejaba y que tampoco tenia novio por que los niños que se juntaba eran muy tontos que solo la querían para ya sabes que.. y le conteste que así éramos todos a esa edad y solo me reí, y me pregunta y apoco ya eres diferente que ya no piensas así,, así como le contesto.. –ya nada olvídalo, pero mientras seguíamos platicando yo no podía dejar de evitar ver el contorno de sus piernas con esa falda muy corta y más cuando se sentaba y creo que ella también se dio cuanta que la miraba y no hizo nada, decidí que mejor nos bajáramos a la sala a ver la tele y nos quedamos viendo una película, no la terminamos de ver por que se tuvo que ir ya que al otro día tenia que ir a la escuela.

Pasaban los días y yo no podía dejar de evitar pensar en ella, ya no me interesaban las mujeres, ni en mi trabajo, ni en el gimnasio ni a los antros a los que iba, solo recordaba a esta pequeña mocosa, que me estaba rompiendo el corazón, ahora solo me quedaba en casa esperando a que viniera, pero no venia creo por sus exámenes así que solo decidí esperar y no ser tan obvio llamándole rogando por su presencia y ese día tan ansiado llego.
Aquel día era un sábado como cualquier otro con la única diferencia de que cerca de mi casa se celebraba a la virgen de la iglesia donde Elia había hecho su primera comunión, y era costumbre que cada año se instalara una feria y que hubiera muchos juegos pirotécnicos, me era indiferente esa situación, cerca de ahí había un restauran al que normalmente nosotros íbamos a comer ese día iba acompañado de mi madre mi hermana y mi sobrina, casi al terminar mi hermana vio pasar por la venta a mi prima con dos de sus hijos, mi hermana se levanta y va por ella y le pregunta que a donde iba y le contesto que a su casa puesto que fue a buscarnos y no nos encontró, pero que buena suerte que la vimos antes de que se fuera, les hicimos la invitación para que se quedaran un rato mas con sus hijos para que pudieran ver los juegos pirotécnicos y se subieran a los juegos de la feria, mi prima no accedió pues ya que tenia muchas cosas que hacer, pero les dijo a sus hijos si se querían quedar, y ninguno de los dos quiso, le pregunte por Elia, mira allá viene, me contesta, había ido a la tienda, cuando la vi entrar, mis piernas temblaban como las ultimas hojas de un árbol que agoniza, tenia la sensación de agotamiento como si hubiera escalado monte everest, me faltaba la respiración y mi corazón no se detenía, con mi ultimo aliento le dije hola y ella solo me dio un beso en la mejilla. Mi hermana le pregunto si quería quedarse a la feria y antes de acabar la ultima oración le rogaba a mi prima dejarla a nuestro cuidado, grave error haber accedido a sus pretensiones pues se quedaría el resto del día y la noche con nosotros.

Ya de regreso en la casa pasamos por unas chamarras para ir a la feria, solo faltaba uno de mis sobrinos, hijo de mi otra hermana ya que lo habíamos estado esperando desde la tarde, mi madre le marca y le dice a mi hermana que si podía ir a recogerlo, y me pidió que fuéramos todos, pero yo no tenia ganas de manejar, así que solo se fue con mi otra sobrina y en la casa se quedo Elia con mi hermana se metieron a su cuarto, creo que la estaba maquillando, yo me quede en la sala y me puse a ver la tele, de repente escucho que abre la puerta y era ella, mas hermosa que nunca, sus labios color carmín me suplicaban ser mordidos;
-ella me pregunto; como me veo padrino;
-le conteste; (como el ultimo amanecer antes de quedarme ciego, como la estrella mas brillante que hay en el firmamento), de hecho solo le dije bien, no me salían mas palabras, no dejaba de ver su busto le había crecido mas, su vientre plano, sus pernas tan blancas y su mirada traviesa que hacían que me derritiera.
-Me pregunto si se podía sentar conmigo y yo accedí de inmediato;
-que vez padrino-me pregunta,- nada solo un programa de discovery y a ti que te gusta ver si quieres le puedo cambiar;
-Elia- antes veía nikelodim pero ya me quietaron el cable por exceso de pago creo,,
-me causo un poco de risa su chiste tan inocente que le dije, ven siéntate junto a mi, puedes venir cuando quieras,
-me contesta: si ya lo se pero siempre que vengo nunca estas o estas con tu novia o en el trabajo, o en el gimnasio,
-le dije-no es cierto que mentira, he estado aquí los últimos días y no te he visto.- Elia-haaa me dices mentirosa, y me dio un pequeño golpe en el brazo, le dije oye pegas duro por que lo hiciste—por que me dijiste mentirosa –yo no te dije nada—ya vez me estas diciendo otra vez así, y me dio un fuerte pellizco que realmente si me dolió y la avente, oye que te pasa no te lleves así conmigo,, -y me contesta- o si no que, bueno ya te lo advertí, y de repente se me avienta encima con las dos manos como si me quisiera rasguñar la cara, la tuve que detener con mis manos y después me intento morder el cuello, pero tenerla tan cerca oler su cabello y tener su cuerpo junto al mío me estaba provocando una erección, así que la tuve que voltear sentarla en mis piernas y abrazarla para que no me mordiera, creo que ella pudo sentir mi erección y se quedo quieta, sentir sus nalguitas, su espalda con mi pecho, se me paro completamente, ya no sabia que decirle me quede mudo, solo la tome de la cintura y me la acomode para sentirla bien, solo veía como su falda rozaba con mi pantalón y tomada de la cintura la empecé a mover en forma de círculos de un lado hacia otro, ella empezaba tomar ese pequeño ritmo, sacaba sus nalguitas y metía su espalda, o dios era la gloria. La levante un poco para acomodarme mi pené que todavía lo tenia dentro de mi pantalón, después la senté de lado le empecé a tocar las piernas que tanto había deseado, solo veía sus ojos que los tenia semiabiertos, tocaba sus piernas y besaba su cuello, me la quería devorar en ese instante me sentí un demonio ultrajando a un ángel del cielo, cada vez subía mi mano izquierda entre sus piernas mientras que con la derecha le sostenía la cintura, y ella con sus ojos semiabiertos no me quitaba la mirada de encima, quería que le diera su primer beso, me resistí y le besaba el cuello, cada vez acariciaba mas arriba su entre pierna, podía ver su calzoncito blanco humedecido, se lo roce con mi dedo, cuando escucho que mi hermana iba bajando de las escaleras, y a Elia la bajo de mis piernas y la pongo hasta la otra esquina del sillón, mis brazos estuvieron temblando, no se si por la excitación, por lo prohibido, o por el miedo a ser descubiertos. Mi hermana pasa a la cocina y se sube creo que estaba hablando por teléfono ni siquiera voltea a vernos, Elia me voltea a ver y la traigo hacia mi pero ahora ella esta de frente y yo sentado estiro mis piernas y se sube encima de mi, sus pechos rozan mi abdomen, mi pierna queda entre las suyas y siento como empieza a frotar su vagina, aprieta sus piernas, las contrae y luego las suelta, se frota y se sigue frotando, le alzo la falda y le meto las manos debajo del calzón para agarrarle las nalgas, tan duras y ricas que estaban, ella insistía en besarme en la boca y yo le quería besar las tetitas , la vuelvo a voltear para que quede de espaldas y vuelva a sentir mi pené que lo tenia durísimo, le meto la mano en su blusa y no tuve nada de problema en bajarle su brasier, son los senos mas firmes y duros que jamás haya tocado sus pezones estaba súper erectos, no pude evitarlo se los tenia que chupar, Elia tenia sus ojos casi en blanco y con mi mano izquierda le frotaba la vagina encima del calzón, ya no aguantaba mas me desabroche el pantalón y me saque la verga, creo que Elia nunca había visto alguna así, mi erección me llegaba hasta el ombligo, el tome su mano para que me la tocara, pero se asusto, me la metí dentro del calzón otra vez y me la volví a sentar, no podía dejar de chupar sus tetitas y frotar mi dedo en su calzón, quería besarme en la boca, así que lo hice, primero le chupe su labio inferior, ella hizo lo mismo con el mío , le bese el labio superior y ella hacia lo mismo, con mi lengua tocaba sus labios por dentro exploraba sus dientes, se excitaba mas y mas, ella empezó a tomar la iniciativa, me empezó a chupar mi labio inferior como si se lo quisiera comer, hasta que me mordió y dije ahuuu, y me empezó a salir sangre, fue raro me dolió pero no me importo nos seguimos besando, le metía la lengua y ella también lo hacia cada vez que le chupaba el labio ella también decía ahuu y yo seguía acariciando cada parte de su cuerpo y otra vez le tome su mano para que me agarrara el pené y ella seguí rechazándolo, hasta que me lo volví a sacar y ella por fin me lo empezó a tomar con una mano primero y después con las dos, como si estuviera explorándolo, se agacho un poco y me lo lamió un par de veces y me la volví a sentar pero ahora con mi pené de fuera y ella con su falda totalmente arriba con una tetita de fuera, pero todavía con sus calzón yo seguí frotando sus nalgas con mi pené y ahora si metiendole el dedo en si vagina, al sentir su humedad, no aguante mas y le baje su calzón a las rodillas, le puse mi pené entre sus nalgas como si me la estuviera masturbando, no se la metí en el ano, solo me masturbe con su nalgas Eli estaba tan mojada que estaba manchando el sillón, yo no aguante mas la puse boca abajo, la sujete con mi mano derecha sobre su cuello, su calzón lo tenia hasta las rodillas, con mi mano izquierda la tome del vientre para que subiera sus caderas y sus nalgas, con mis dos piernas la abrí las suyas, me agarre el pené para ponerlo es su vagina , primero se la metí poquito y me pregunta con una voz jadeante yaa? Hasta que se la metí toda , y dio un quejido un poco fuerte hayyy, tenerla en esa posición y ver su cara de ángel sufriendo ya deje de pensar en satisfacerla a ella, solo quería que sufriera, que gimiera que nunca me olvidara , estaba tan estrecha que sentía tan rico, sentía cada extremo de su interior, me dedique a explorar con mi pené lo que jamás nadie había tenido de un lado a otro de arriba a bajo, de adentro a fuera la agarraba de la cintura y le abría las nalgas, le besaba la espalda le besada el cuello, le agarre sus pezones y se los frotaba, quería que le doliera que su vientre explotara, ya estaba a punto de venirme entre mas rápido me movía mas gemía y mas duro le daba, quería destrozarla la metía y sacaba, la metía y sacaba cada vez mas duro y rápido se escuchaba como chocaba mi abdomen son sus nalgas pum pum pum , nuestro ritmo se aceleraba cada tres segundos se la metía, cada dos, cada segundo, mas duro, mas duro, mas duro maass duro me dolían las pernas estaba cansándome pero quería seguir nuestro sudor hacia mas intenso el ruido Elia seguía quejándose gritaba yano yano yano yaaaa entre mas gemia mas me excitaba me suplicaba yya por favorrhasta que empezó hacer un gemido raro como un chillido sentí su vagina contraer como si me estuviera succionando su vaginita me pulsaba, me masturbaba ,, hasta que me vine, como dos chorros de semen me brotaron dentro de ella, todo se me nublo quede con los ojos completamente cerrados con Elia boca abajo con mi pené dentro de ella y mi pecho encima de su espalda, fue como si ese momento hubiera justificado toda mi existencia , como haber visto el origen del universo segundos después del bigban, ya podía morir en paz no me importaba ya nada.
No se cuanto tiempo transcurrió estando encima de Elia, solo reaccione cuando escuche un ruido fuerte que venia de las escaleras y mi acorde que en su cuarto estaba mi hermana me volteé a ver si venia y vi que se subió corriendo las escaleras, no se si nos vio pero me levante poco a poco, sin lastimar al amor de mi vida, la senté le subí su calzoncito y le pregunte por que esa lagrima si sabes que te amo , me dice si yo también y se puso a llorar como un bebe, me subí el pantalón me puse mi playera, la abrasé y ella seguía llorando entonces la cargue entre mis brazos era tan suave y ligera que casi no pesaba nada, le dije no llores que me parte el alma , no dijo ninguna palabra solo me abrazo y la lleve al baño cargando para que se limpiara por que se le estaba escurriendo mi semen entre su pierna.
Veinte minutos después salió del baño, ya había dejado de llorar y se había arreglado otra vez para ir a la feria ya no como ... sino como mujer.
Ya ha pasado un poco menos de un año de ese día y quiere festejar sus quince años en Europa, pero a mi novia no le gusta este plan dice que ya esta bastante grandecita como para pedir que la lleve su padrino, le dije no tienes por que preocuparte si solo es mi aijada

6
47785 visitas. 121 votos.


COMENTARIOS

yutry dice:

y la hermana como que era ciega y sorda porque no se dio cuenta de nada


carlitos dice:

excitante relato, me gustò mucho, que lindas son las niñas de esa edad, verdad ?


hgarzn dice:

y más deliciosas de menor edad, aún sin p'elitos en su vaginita.


angelnegro dice:

K rico lo k hiciste Buen relato erótico me encanta No hay nada Como desvirgar



Nombre de Usuario:

Clave de Acceso:

Mensaje